The MotoHome, un proyecto de moto en la que podrías dormir

The MotoHome, un proyecto de moto en la que podrías dormir

Su creador intenta recaudar fondos para llevarla a cabo


Tiempo de lectura: 3 min.

¿Te gustan las motos? ¿Te gusta el mundo camper? Pues si tu respuesta a ambas preguntas es “sí”, quizás Jeremy Carman tenga la solución para que puedas disfrutar de ambas pasiones de una manera única y diferente. Para ello este estudiante de la Escuela de Arquitectura de la Universidad del Sur de California como proyecto de fin de carrera ha diseñado y creado la MotoHome, un vehículo único en todos los aspectos.

Y es que Carman ha unido sus dos pasiones en este proyecto. Por un lado la arquitectura, la cual estudia y a la que tiene intención de dedicarse profesionalmente. Por otro las dos ruedas y la búsqueda de poder disfrutar de estas en cualquier terreno y situación, sin preocupaciones de donde parar a pernoctar o dónde llevar todo lo necesario para cualquier aventura que decida iniciar.

Una Honda CB 500 ha sido el punto de partida y donde montar todo lo necesario para conseguir el resultado final buscado. Además de modificar toda la parte delantera de la CB 500, dotándola de una horquilla invertida de Honda CR 500 para darle altura y poder montar llantas y neumáticos de campo. La trasera del mismo modo ha sufrido diferentes cambios para poder albergar en su parte la cápsula que haría de vivienda.

La MotoHome es la suma de la pasión por la arquitectura y las motocicletas de su creador Jeremy Carman, con la idea clara de crear una forma diferente donde poder disfrutar de cualquier viaje sobre nuestra motocicleta sin tener que preocuparnos de donde dormir, comer o descansar en un momento determinado

motohome house dualsport motorcycle 2

Evidentemente se ha tenido que alargar tanto el basculante como el subchasis para poder acoplar las placas laterales de aluminio y encima de estas la base donde iría atornillada la cápsula, en este caso fabricada con placas de Poliestireno extruido y recubiertas con poliuretano, haciéndola así mucho más resistente y aislada por completo de las inclemencias exteriores.

Además, el peso en total de la cápsula apenas llega a los 16 kilogramos y justo debajo de esta, Carman ha dejado dos huecos con tapas laterales donde poder almacenar desde comida hasta un pequeño hornillo para cocinar o pequeños utensilios que necesitáramos en un momento dado.

A nivel de estabilidad y según su propio creador, el caballete central que se ha instalado cumple a la perfección la función de mantener en equilibrio a la MotoHome. Lo que no queda tan claro es cómo afecta dinámicamente el volumen de la cápsula una vez puesta en marcha, aunque su creador se encuentra  a la espera de financiación externa para poder realizar un viaje de unas 20.000 millas por Sudamérica y de esta manera poder testar de manera personal la efectividad definitiva de su invento.

Lo que queda claro y patente es que si alguna marca decide dar el paso de comprar el proyecto de Carman y pulen los detalles necesarios para afinar al máximo el invento, como una suspensión diseñada específicamente para la MotoHome o una aerodinámica mejorada, sería algo que a más de un aventurero le parecía una fantástica idea la de hacerse con una de estas cápsulas y de este modo dejar atrás el engorro de montar y desmontar continuamente la tienda de campaña, además de tener que anclarla a la moto después de cada uso.

De momento no lo tiene muy fácil, el proyecto en la página web GoFundme lleva 17 meses sin recibir un dólar y le faltan más de 2.000 para llegar al objetivo deseado.

COMPARTE
Sobre mí

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes), las motos siempre me han inspirado mucho respeto, y sin saber cómo, ya me han enganchado.

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

ender

Japan Rules!!

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.

Elena Lebrón

Soy Elena Lebrón, una joven periodista que desde los 16 años bucea entre grasa y aceite. A los 20, tuve un grave accidente de moto y entendí que faltaban mujeres que hablaran de velocidad y seguridad, y sobre todo mujeres que aportaran información útil y diferente sobre el motor.