Un millonario árabe lleva su Rolls-Royce Cullinan al desierto para mancharlo de arena

Un millonario árabe lleva su Rolls-Royce Cullinan al desierto para mancharlo de arena

El Cullinan es uno de los SUV más lujosos del mundo, no ha trascendido la identidad del dueño


Tiempo de lectura: 3 min.

Cuando uno tiene el dinero por castigo y vive en mitad del desierto, no tiene demasiadas cosas que hacer. Una de las más divertidas, si te gusta conducir, es lanzarte a recorrer las dunas como si del Dakar se tratase. Sobre todo, cuando no eres tú la persona encargada de limpiar hasta el más mínimo resto de arena que haya podido quedar en el coche después de tu excursión.

Pero un jeque árabe no puede ir en un todoterreno cualquiera. O eso estarían pensando en Rolls-Royce cuando estrenaron el Cullinan, que cubre esta necesidad de aventura sin perder un ápice de lujo y exclusividad de los más ricos de Dubái, uno de sus principales mercados a nivel mundial. Aun así, lo normal sería pensar en no arriesgarte a que un coche de más de 300.000 euros sufra ni el más mínimo rasguño, no están pensados realmente para soportar condiciones muy duras.

Por ello, sorprende un poco la noticia que hizo pública la propia Rolls-Royce en una nota de prensa donde se ve a uno de estos ricos emiratís exhibiéndose a bordo de su Cullinan de color negro Sapphire (zafiro en inglés). Aunque cuando sabemos que su número de matrícula (W22) se subastó inicialmente por más de 600.000 euros (y es posible que el cliente final la adquiriera aún más cara), probablemente no le suponga ningún problema cualquier incidente que pueda sufrir el coche.

Rolls Royce Cullinan en desierto 33

Esta aventura sirvió para tomar unas espectaculares fotos del Rolls-Royce Cullinan y grabar un buen vídeo de promoción, lo que parece el objetivo final de la marca con todo esto. Se supone que la escapada es iniciativa del cliente, pero huele tanto a publicidad encubierta que no sabría decir hasta qué punto es cierto, o ha sido la propia marca la que ha pagado para que esto se llevara a cabo y poder sacar fotos y vídeos de su coche en acción, como una excelente campaña de marketing.

También ayuda a pensar de esta forma el que no se sepa nada del “cliente” propietario del Cullinan, aunque es algo más común dado el hermetismo existente en los países del Golfo Pérsico. En cuanto al modelo en sí, no deja de ser todo un Rolls-Royce, con su famoso motor V12 de 6,75 litros bajo el capó, que aporta 570 CV de potencia y 850 Nm de par con una transmisión automática de ocho velocidades.

Además, cuenta con innovaciones tecnológicas de última generación como visión nocturna y un sistema para detectar y advertir al conductor cuando un peatón o un animal se cruce en nuestro camino. Pero, sin duda, lo más importante es el modo offroad llamado Magic Carpet Ride (vuelo en alfombra mágica), donde se aumenta la distancia al suelo en casi 4 centímetros y se envía par a todas las ruedas para mejorar la tracción fuera de la carretera.

Para terminar, un último detalle algo gracioso. En el vídeo se puede apreciar al inicio que esta unidad del Cullinan cuenta con un extra llamativo: un espíritu del éxtasis que se puede esconder en el capó y cuenta con iluminación. Lo curioso es que este extra ha sido prohibido por la Unión Europea tras cuatro años en el mercado. Han considerado que este equipamiento opcional, cuyo coste alcanzaba nada menos que 3.500 libras, unos 3.900 euros, producía “contaminación lumínica”, y la marca se verá obligada a reembolsar el importe a los clientes que lo hayan adquirido.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes), las motos siempre me han inspirado mucho respeto, y sin saber cómo, ya me han enganchado.

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

ender

Japan Rules!!

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.

Elena Lebrón

Soy Elena Lebrón, una joven periodista que desde los 16 años bucea entre grasa y aceite. A los 20, tuve un grave accidente de moto y entendí que faltaban mujeres que hablaran de velocidad y seguridad, y sobre todo mujeres que aportaran información útil y diferente sobre el motor.