Duelo imposible en el barro: Polaris RZR vs Suzuki GSX-R1000

Duelo imposible en el barro: Polaris RZR vs Suzuki GSX-R1000

Una forma diferente de pasar un día en el campo


Tiempo de lectura: 3 min.

¿Alguna vez se os ha pasado por la cabeza comparar un Mercedes-AMG G63 4×4² en el barro con un Ferrari 456 GT con neumáticos todoterreno? Si es el caso, mejor que no os oigan los chicos de Bike World, porque… ¡son capaces de hacerlo!

Y es que su última “ida de olla” ha sido nada más y nada menos que poner a competir sobre el barro a un Polaris RZR contra una Suzuki GSX-R1000. Sí, tal y como lo estáis leyendo.

Para los que no conozcáis a nuestros protagonistas de hoy, el RZR XP 1000, antiguo miembro de la familia Ranger, es un side by side de la familia Polaris. Un modelo que con sus 112 CV y 750 kg es capaz de meterse por cualquier terreno, por difícil que sea. Por su parte, la Suzuki GSX-R1000 es una moto deportiva, que con sus 140 CV de potencia y su peso de 198 kg, es capaz de rodar MUY rápido en circuitos. ¿Meter a esta bestia en tierra y fango? Pues estos muchachos han pensado que, con unos neumáticos apropiados y algunas otras modificaciones, la cosa podía funcionar. Así que ya sólo quedaba comprobarlo.

Receta para pasar un día “diferente” en el campo, según los chicos de Bike World:

Ya habéis visto que partían de los mejores ingredientes. Y para seguir con la receta, los pasos que han seguido para pasar un día divertido e inolvidable han sido los siguientes:

Polaris RZR vs Suzuki GSX R 1000 off road

1) Buscar a dos colegas profesionales que sean realmente buenos pilotando, y que tengan ganas de hacer un poco (o mucho) “el cabra”.

2) Apañarse un buen cronómetro para hacer las mediciones (esto evitará cabrear a alguno de los pilotos si se les hace repetir alguna de las pruebas por un fallo al cronometrar). ¡Aunque también puede fallar!

3) Explorar sitios en los que se pueda transitar con vehículos, y que tengan una buena ración de barro, charcos, cuestas imposibles y todo aquello que se pueda imaginar para poner en aprietos a los dos competidores profesionales.

4) Una vez elegido el lugar idóneo, hacer un buen reconocimiento del terreno para diseñar las pruebas más absurdas y divertidas que se puedan ocurrir.

5) Maquinar las distintas pruebas. Es recomendable llevar un móvil con cámara para inmortalizarlas, así como para dejar constancia de la cantidad de barro que se queda adherida a cada uno de los contrincantes (nota: se les podría sugerir llevarse una báscula para ver cuál de los dos pilotos profesionales acaba con más barro encima).

6) Una vez terminada la competición, desvelar el nombre del afortunado ganador.

7) Poner la cabeza a funcionar pensando en cuál es el siguiente lío en el que se van a meter los susodichos pilotos profesionales.

Después de toda la serie de pruebas, quedan claras dos cosas: que el Polaris RZR es realmente bueno en cualquier terreno, por escarpado que sea; y que esta Suzuki de circuito, debidamente preparada, lo hace mucho mejor de lo esperado en tierra.

¿Queréis saber más detalles? Pues aquí os dejamos el vídeo para que lo disfrutéis en su totalidad. Os aseguro que merece la pena.

Las fotografías proceden de Youtube
COMPARTE
Sobre mí

Jesús Alonso

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.

Ángel Arias

La historia del automóvil está llena de grandes emprendedores, de ideas arriesgadas, curiosas casualidades, irreconciliables enemistades y muchos fracasos. Es un mundo intenso y fascinante del que muchos hemos quedado cautivados. Cualquier vehículo con un motor me parece interesante, ya sean motocicletas, automóviles, camiones, aviones o barcos; es estupendo sentir la brisa del viento en la cara sobre uno de ellos. Si estáis aquí es porque compartimos afición.

Alejandro Delgado

Jesús Alonso

Javier Gutierrez