El Hennessey VelociRaptor 600 es un pick-up con el que correr una baja según sale de fábrica

El Hennessey VelociRaptor 600 es un pick-up con el que correr una baja según sale de fábrica

Con 600 CV cubre el cuarto de milla en menos de 12 segundos


Tiempo de lectura: 3 min.

En Europa, cuando hablamos de pick up y vehículos off road, se trata de coches capaces de pasar por lugares llenos de rocas, tierra, zanjas, piedras y toda clase de complicaciones típicas de terrenos montañosos y sedan fuera del duro y negro asfalto. Pero hay otra variante de todoterreno, muy populares en Estados Unidos y que a nosotros en la redacción nos atraen especiales y son los coches para ir como alma que lleva el diablo por terrenos rotos y complicados, de esos que podemos catalogar como “tipo baja” y que tienen en el Hennessey VelociRaptor 600 uno de sus representantes más bestias.

Hennessey Performance Engineering es una compañía yankee famosa por sus brutales creaciones con más de 1.000 CV y por coches como el Hennessey Venom, uno de los automóviles más rápidos del mundo (supera con holgura los 400 km/h), pero también tienen buena mano para los vehículos off road. De hecho, su catálogo tiene varias opciones “camperas”, algunos de ellos un tanto descabellados como el VelociRaptor 6×6.

El Hennessey VelociRaptor 600 es uno de sus aparatos más racionales, aunque supere al F-150 Raptor en 150 CV, lo que permite hacerse una idea del tipo de vehículo que estamos tratando. Y mencionamos la F-150 Raptor porque se trata del punto de partida elegido por Hennessey, ya que trabaja siempre sobre modelos de otros fabricantes a excepción del Venom. Se le podría considerar como un especialista en piezas de altas prestaciones, aunque ellos mismos fabrican sus coches en sus talleres. Aunque más que fabricar, habría que decir que modifican.

Centrando la atención en el nuevo VelociRaptor 600, podemos destacar algunas cosas muy interesantes. Como ya habrás adivinado, el número 600 hace referencia a su potencia, porque este enorme pick-up tiene un motor que desarrolla 600 CV. Motor que procede, obviamente, del F-150 Raptor, un V6 de 3.5 litros con dos turbos, que recibe algunas piezas de nuevo diseño, cosas como la admisión, el intercooler con válvula de descarga y una gestión electrónica rediseñada. Cosas que también han permitido aumentar el par hasta los 843 Nm a 4.000 revoluciones.

También se han creado algunos elementos para su carrocería, como los paragolpes, las luces LED o las enormes llantas de 20 pulgadas diseñadas y fabricadas por Hennessey (y calzadas con gomas off road de 37 pulgadas). En opción hay frenos Brembo con pinza de seis pistones. Una opción muy a tener en cuenta cuando este aparato puede acelerar de 0 a 96 km/h en 4,2 segundos y completa el cuarto de milla con salida parada en 12,9 segundos.

No es barata. Hennessey lo anuncia por unos 75.000 euros (85.950 dólares), pero si ya tienes un Ford F-150 Raptor, la conversión te cuesta unos 17.000 euros (19.959 dólares).

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

ender

Japan Rules!!

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.