Bruder EXP6 GT, una caravana para todos los terrenos

Bruder EXP6 GT, una caravana para todos los terrenos

Pero no para todos los bolsillos


Tiempo de lectura: 2 min.

Si estás buscando una caravana para explorar los paisajes más inhóspitos y remotos, sin temor a que se rompa o se quede encallada a la mínima irregularidad del terreno, entonces una de las mejores opciones es la Bruder EXP6 GT, con una suspensión que se “comerá” cualquier bache, pero sin descuidar todas las comodidades.

Bruder -que proviene de “hermano” en alemán-, una compañía nacida en Brisbane (Australia), aunque también tiene sede en Holanda, se dedica a la fabricación de caravanas y remolques preparados para las peores condiciones posibles. Sus creaciones han sido probadas en el Outback australiano y tienen experiencia desarrollando equipamiento con especificaciones militares.

Este modelo, el Bruder EXP6 GT, tiene una distancia al suelo de 650 mm, con cuatro ruedas de suspensión completamente independiente -de brazo tirado-, con muelles neumáticos regulables y amortiguador monotubo. El recorrido de la suspensión es de 305 mm, suficiente para adentrarse en terrenos rotos sin temor a quedarse tirado. No podían faltar los discos de freno ventilados en las cuatro ruedas, para asegurar que podemos parar con total seguridad.

Incluye un cabrestante trasero con dos puntos de anclaje. La maniobrabilidad es buena, pudiendo girar hasta 90º

El chasis es de escalera, y el habitáculo se ancla a él con silent-blocks para amortiguar las vibraciones, y está realizado con paneles de sandwich de espuma y material compuesto de 30 mm de espesor. Queda totalmente hermético y el aislamiento térmico (R) es superior a 5,1. Tiene unas dimensiones de 6.723 mm de largo, 1.920 mm de ancho y 2.470 mm de alto, que suben a los 2.780 mm si extendemos el techo.

El equipamiento es de lo más completo, contando con techo extensible -que ofrece más espacio en el dormitorio principal-, dos sofás longitudinales que también se pueden usar como camas, un área de cocina diseñada para usar dentro y fuera del remolque, un baño, una pequeña lavadora, una ducha al aire libre, un sistema de carga mediante energía solar, un tanque de agua de 170 litros, una batería de litio de 225 Ah y un generador de emergencia, entre otras cosas.

¿El inconveniente? Su precio. Con una tarifa base de 166.500 dólares australianos, unos 92.000 euros al cambio, no es que sea barata precisamente. Se puede personalizar con multitud de opciones que harán subir la tarifa, a la que habrá que añadir el envío desde Australia, que son unos 3.500 euros más.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes), las motos siempre me han inspirado mucho respeto, y sin saber cómo, ya me han enganchado.

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

ender

Japan Rules!!

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.

Elena Lebrón

Soy Elena Lebrón, una joven periodista que desde los 16 años bucea entre grasa y aceite. A los 20, tuve un grave accidente de moto y entendí que faltaban mujeres que hablaran de velocidad y seguridad, y sobre todo mujeres que aportaran información útil y diferente sobre el motor.