¿Por qué no convertir un Hummer H1 en una autocaravana?

¿Por qué no convertir un Hummer H1 en una autocaravana?

Porque podrás ir donde la mayoría no llegarían


Tiempo de lectura: 4 min.

Decir que el Wolf Rigs Patton es diferente a cualquier otro vehículo terrestre sería quedarse corto. Tomando como punto de partida un Hummer H1, esta autocaravana recreativa tiene una increíble capacidad todoterreno y una durabilidad a prueba de bombas. Sin embargo, lo que hay dentro no es tan rudo como la fría carcasa exterior.

Creado casi como el medio de transporte perfecto ante una epidemia zombi, el objetivo de la empresa estadounidense es crear vehículos capaces de combinar el espíritu aventurero y el afán de comodidad “a niveles nunca antes alcanzados”. Tras llevar a cabo conversiones similares a partir de vehículos menos musculosos, Reed Gerdes, exmilitar y fundador de la compañía con sede en Colorado, decidió tomarse en serio su pasión personal para crear un negocio real con un vehículo tan singular como disruptivo.

De hecho, el Wolf Rigs Patton es la primera criatura de American Wolf Rigs, y entendemos la razón de elegir un Hummer H1. Como muchos recordaréis, este último fue la transposición comercial del M998 Humvee, el resistente vehículo militar de reconocimiento usado por el Ejército de los Estados Unidos en los años 80 y 90. Difícil pensar en una mejor base sobre la que desarrollar un vehículo camper lista para afrontar cualquier terreno. Pero Wolf Rigs no se ha limitado a añadirle una espartana cabina en la zaga.

Wolf Rigs Patton Hummer H1 RV Camper (7)

Este Hummer H1 transformado en autocaravana no solo puede ir prácticamente a cualquier parte, sino que puede hacerlo mientras te lleva a ti, a tus amigos y media casa

Wolf Rigg ha equipado al portentoso todoterreno con una autocaravana de aluminio que la transforma en una auténtica casa sobre ruedas. A bordo hay una cocina sorprendentemente espaciosa, un generoso salón en forma de L con cómodos asientos y una ducha de tamaño residencial equipada con el inodoro escondido “patentado” de la marca. Si bien en el salón pueden dormir una o dos personas, hay una sección dedicada sobre los asientos que cuenta con espacio más que suficiente para una cama de matrimonio.

Por supuesto, la personalización es clave. Por un lado, puedes elegir que materiales quieres: revestimiento blanco para las paredes, madera de teca para el techo, encimeras y suelos de madera o una mullida manta que cubra la cama. Por otro lado, está la iluminación: además de las múltiples ventanas, hay iluminación artificial de color blanco una vez se pone el sol. Y luego, está el diseño en sí: un gran espacio abierto y “pequeño” a la vez donde todo queda a la vista. En verdad, en función de los acabados, muebles y accesorios, es más probable que te sientas en una casa normal que dentro de un rudo 4×4.

Wolf Rigs Patton Hummer H1 RV Camper (9)

El nombre de est

a curiosa conversión viene en honor al general George Smith Patton, héroe estadounidense de la Segunda Guerra Mundial y gran experto en vehículos blindados

La unidad V8 diésel original de General Motors de 6,6 litros ha sido reemplaza por un motor Cummins de seis cilindros en línea de 3,9 litros mucho más eficiente asociado a una caja de cambios automática Allison 1.000 de seis relaciones. Por desgracia, las cifras de potencia y par de este bloque no han sido revelados, pero estamos seguros de que son números dignos de tanto secretismo. En cambio, se han dado a conocer los de consumo: algo más de 20 l/100 km en ciudad y cerca de 12,5 l/100 km en autopista.

No son cifras para quitarse el sombrero, pero el Hummer H1 homologaba más de 25 l/100 km en su día, sin tener que cargar con una autocarvana a cuestas. Un componete que, a ojo de buen cubero, añade de un 70 a un 80 % de la altura total del vehículo. Estoy convencido de que un centro de gravedad tan alto no es muy cómodo a la hora de afrontar unas curvas. Obviamente, cada propietario debería ser consciente de esa masa, y aunque el motor diésel no debería tener ningún problema para lidiar con el volumen adicional, tendrá un impacto más que significativo en el rendimiento dinámico del Hummer.

Por si fuera poco, el Wolf Rigs Patton es también capaz de funcionar fuera de la red gracias a sus paneles solares de 800 W, así como a cinco baterías de 100 Ah. Los fuegos de la cocina funcionan con gas propano, guardado en un depósito en la parte trasera del vehículo, junto con una rueda de repuesto y otras cosas útiles. Pero seamos realistas: si eliges este estilo de vida, es que también tienes una casa con cimientos esperándote en algun lugar. Porque este Hummer H1 reconvertido no es barato: ronda los 350.000 dólares.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba ansioso en los quioscos cuando era un guaje.