Un Porsche 924 puede ser la opción ideal para viajar y dormir

Un Porsche 924 puede ser la opción ideal para viajar y dormir

Con una inusual conversión, recorrió 10 países y 7.500 km en 16 días durante la Baltic Sea Circle 2019


Tiempo de lectura: 4 min.

No hace demasiado os mostrábamos el Syberia RS, una conversión basada en un Porsche 911 de 1986 lista para enfrentarse a cualquier terreno. Aunque sobre el papel no lo parezca, los vehículos de la marca de Stuttgart son usados por los más valientes para realizar conversiones. Y si no sirva como prueba este curioso Porsche 924 de 1978 que, una vez preparado, se enfrentó a un desafío polar durante el cual recorrió nada menos que 7.500 km a lo largo de 10 países y en poco más de dos semanas.

Los artífices de semejante proyecto (por no decir locura) fueron la gente de Only A Roadtrip Away. Si consultáis su canal de Youtube veréis que son aficionados a los viajes de aventura, y para su última escapada eligieron un no demasiado habitual 924. El reto no era sencillo, ya que disputaron con él la Baltic Sea Circle 2019. Para los que no la conozcan, se trata de uno de los viajes de exploración a la antigua usanza que organiza el Superlativa Adventure Club.

Además de esta vuelta alrededor del Mar Báltico, también organizan la Knights of the Island (en Gran Bretaña), la European 5000 Rally (de Amsterdam a Múnich pasando por España o también atravesando los Alpes) y la Atlantic Pacific Ocean Drive (15.000 km desde Hamburgo a Vladivostok uniendo ambos océanos).

Porsche 924 Globetrotter 01

Para aquellos que no las conozcan, pueden echar un ojo a su página web, donde explican los pormenores de cada uno de ellos, aunque todos tienen algo en común: vehículos de más de 20 años de antigüedad y nada de GPS ni sistemas modernos de orientación. Pura aventura con un trasfondo benéfico, ya que cada equipo dona un mínimo de 750 euros a causas solidarias.

Zu Elfe, uno de los integrantes de este curioso dúo viajero (el otro es Jonas Steca), cuenta que eligieron el Porsche 924 de 1978 porque estas versiones y anteriores fueron desarrollados originalmente de forma conjunta con Volkswagen, por lo que comparten muchas piezas de VW y, por lo tanto, es relativamente sencillo encontrar repuestos para ellos. El motor de cuatro cilindros y 2 litros de 125 CV fue reconstruido, y acoplado a la caja de cambios de cinco velocidades original manteniendo la propulsión trasera a través de un diferencial abierto.

Tras levantar el Porsche unos 40 mm tanto en el eje delantero como el trasero, se instalaron neumáticos de invierno Nokian R3. La carrocería recibió unas faldillas de grandes dimensiones, que evitan salpicar en exceso cuando se encontrasen con nieve o barro. En el techo, un portaequipajes personalizado incluye todo lo necesario para salir de un atolladero: desde cuatro luces Comet 500 de Hella que mejoran la iluminación cuando cae la noche pasando por una garrafa de gasolina, un hacha, una rueda de repuesto y planchas por si se quedan atrapados en la carretera. Otros dos faros adicionales fueron montados en el frontal.

En un recorrido de 7.500 km en 16 días atravesaron 10 países: Alemania, Dinamarca, Suecia, Noruega, Finlandia, Rusia, Estonia, Letonia, Lituania y Polonia. Y no penséis que durmieron en cómodos hoteles (no es una aventura pensada para ricos), en nada menos que 12 noches durmieron en el interior del Porsche 924 con temperaturas que llegaron a ser de hasta 22 grados bajo cero.

Como os imaginaréis, el coche necesitó además de las modificaciones exteriores otras interiores para poder pasar la noche en su interior. En el hueco de la rueda de repuesto se instaló un calefactor, además de una batería adicional. Inclinando los asientos delanteros, abatiendo la banqueta posterior y colocando una plataforma sobre el asiento y el maletero para luego colocar un colchón hinchable. Y sobre él, dos sacos de dormir gorditos para no pasar frío.

La solución más ingeniosa la encontramos en el maletero. Con el fin de ganar unos centímetros extra en altura, idearon un sistema mediante el cual el portón se levanta unos 20 cm. Con tela especial enganchada tanto a la parte superior y la inferior, el portón permanece ligeramente levantado haciendo ligeramente más habitable el interior. Una radio con Bluetooth y otra CB para comunicarse es todo lo que necesitaron. En el vídeo anterior podéis ver los pormenores de la preparación del Porsche, además de cómo funciona el ingenioso sistema de la parte trasera.

Porsche 924 Globetrotter 04

Durante todo el trayecto solo tuvieron una avería, provocada por una correa partida tras tener que atravesar el lecho de un río. No está nada mal para este Porsche 924 con 40 años, que nació como un deportivo asequible, y no como un un 4×4.

COMPARTE
Sobre mí

ender

Japan Rules!!

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes), las motos siempre me han inspirado mucho respeto, y sin saber cómo, ya me han enganchado.

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

ender

Japan Rules!!

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.

Elena Lebrón