“Big Oly” Trophy Truck Tribute: una pick-up explosivamente rápida

“Big Oly” Trophy Truck Tribute: una pick-up explosivamente rápida

Y que ahora puede ser tuya... Si tienes suelto


Tiempo de lectura: 6 min.

Literalmente, esta es una leyenda del mundo off-road. Si bien las carreras de Baja no son las más populares en este lado del charco, es una competición que ha contado con algunos de los todoterrenos más preparados y rápidos de la historia. Y este es uno de los más famosos (y cotizados) de todos los tiempos, el Ford Bronco “Big Oly” Trophy Truck.

El modelo original, construido por Bill Stroppe y el famoso piloto de carreras Parnelli Jones a comienzos de los 70, ha desafiado obstáculos durante varias décadas y continúa generando vítores de la multitud hasta el día de hoy. Basado en un Ford Bronco de 1969, el “Big Oly” es considerado por muchos como un icónico de las carreras del desierto. Estableció nuevos estándares para las carreras off-road y ha inspirado el diseño de muchas construcciones de pick-ups actuales, así como algunas construcciones que le honran.

Con un palmarés envidiable, este Ford Bronco se ganó el corazón de muchos. Uno de ellos fue Marshall Madruga, quien decidió construir una réplica a modo de tributo con un aspecto propio casi 40 años después de que el original irrumpiera en el escenario arenoso de la Baja California, México. El Bronco de Madruga, con su apariencia retro, un tren motriz altamente afinado y tecnología moderna, es el último tributo clásico moderno listo para competir. El proceso comenzó en 2007 con una unidad de un Bronco de 1971.

1971 Ford Bronco Big Oly by Marshall Madruga (2)

La Baja 1000 es la carrera off-road más larga del mundo y se realiza en una sola etapa que cubre poco más de 1.050 millas (1.700km) desde Ensenada hasta La Paz

Madruga no escatimó en gastos en este proyecto. Compró un chasis para la clase Trophy Trucks a Sandco Performance y se dispuso a trabajar a la vieja usanza. Cabe decir que el “Big Oly” de Parnelli fue una idea pionera a finales de los 60 cuando se diseñó y se construyó. Con un chasis de estructura de acero Chromoly personalizado, en el que los constructores colocaban los paneles de fibra de vidrio y aluminio ligeros para que pareciera una Bronco, la pick-up redefinió el aspecto de estos corredores y dominó con puño de hierro.

Mientras que el “Big Oly” primigenio venía con un motor Ford Windsor V8 de 5,7 litros –que entregaba 396 CV– acoplado a una transmisión automática Ford C6 B&M reelaborada, este homenaje moderno de Madruga basa su estructura mecánica en un Ford V8 Dart Block de 7,2 litros mejorado con componentes internos de primera y asociado a una caja de cambios automática Powerglide de tres relaciones hecha a la medida. El susodicho bloque genera un máximo de 733 CV a 6.800 RPM y un par motor de 884 Nm a 5.200 RPM.

1971 Ford Bronco Big Oly by Marshall Madruga (7)

Parnelli Jones y Bill Stroppe llevaron al “Big Oly” hasta lo más alto tanto en 1971 como en 1972, estableciendo un tiempo de 14:59 y 16:47 horas, respectivamente

Diseñado desde el primer momento como un Trophy Truck de carreras en el desierto capaz de enfrentarse a los terrenos más difíciles, el ejemplar único de Madruga está construido alrededor de un chasis tubular totalmente personalizado, junto con un subchasis superior e inferior chapado en latón. También monta un juego de frenos de competición, así como con una configuración de suspensión enfocado a la Baja 1000, que permite un enorme recorrido de 610 milímetros en la parte delantera y de 787 mm en el eje posterior.

Con todo equipado, el todoterreno pesa 2.698 kg y cuenta con una perfecta distribución de peso (50/50). Para detener el conjunto hay unas pinzas de cuatro pistones Outlaw 9000 de primer nivel que se montan tras unas llantas American Racing personalizadas de aluminio forjado, luciendo secciones centrales doradas y cubiertas con neumáticos BF Goodrich KTR Project de 39 pulgadas. Un juego de ruedas de repuesto de tamaño completo está montado en la plataforma trasera de la pick-up, para asegurarte de llegar a la meta.

1971 Ford Bronco Big Oly by Marshall Madruga (6)

El exterior de este tributo al Ford Bronco “Big Oly” Trophy Truck presenta una combinación de colores blanco y amarillo que imita el esquema de color dorado Olympia original

Sin embargo, uno de los mayores desafíos para Madruga al construir este Trophy Truck fue montar la carrocería de fibra de vidrio. Como no había fibra de vidrio con diseño Bronco lista para usar, tuvo que improvisar. Aprovechó su experiencia en la formación y construcción de tablas de surf y creó paneles únicos de este material para formar la carrocería del vehículo. También añadió un gran alerón superior pulido, similar al original, un parachoques tubular personalizado como los escapes laterales y seis unidades LED en el techo.

Mientras tanto, el interior está tan preparado para correr como el resto del coche. Cuenta con asientos y arneses de competición, medidores AutoMeter y un GPS Lowrance dedicado para este tipo de carreras. Combinando la tecnología de los Trophy Trucks modernos con la estética clásica del legendario “Big Oly”, la creación de Marshall Madruga ha capturado la atención de muchos. Se mostró por primera vez completada en la Off-Road Expo en Pomona, California, en 2009, donde recibió una entusiasta recepción del público.

1971 Ford Bronco Big Oly by Marshall Madruga (11)

El “Big Oly” de primera generación se vendió por 1.8 millones de dólares en mayo de 2021, y dado el cariño que hay detrás de esta segunda iteración, podemos esperar algo similar

Una vez finalizado el proyecto, el público pudo admirarlo en el Museo del Automóvil de San Diego. Estuvo allí en exhibición por dos años. Luego, fue trasladado al Petersen Automotive Museum, donde permaneció durante seis meses. También hizo una aparición en SEMA en 2011 y recibió una selección Top Ten en la feria, y apareció en numerosas revistas y páginas web. Ahora, se ofrece a subasta. Así que, si eres un entusiasta de las carreras todoterreno, échale un vistazo. Curiosamente, tiene matrícula y puede usarse legalmente en la calle.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.

Ángel Arias

La historia del automóvil está llena de grandes emprendedores, de ideas arriesgadas, curiosas casualidades, irreconciliables enemistades y muchos fracasos. Es un mundo intenso y fascinante del que muchos hemos quedado cautivados. Cualquier vehículo con un motor me parece interesante, ya sean motocicletas, automóviles, camiones, aviones o barcos; es estupendo sentir la brisa del viento en la cara sobre uno de ellos. Si estáis aquí es porque compartimos afición.

Alejandro Delgado