Esta versión “americana” del clásico Land Rover Defender

Esta versión “americana” del clásico Land Rover Defender

la Signature Series que baña de esencia estadounidense al británico con un V8


Tiempo de lectura: 3 min.

El Land Rover Defender original es tan legendario que parece que cada rincón del mundo cuenta con su propia preparación a medida. Hemos visto todo tipo de preparaciones, desde las más extremas hasta las más discretas, todas aprecian las virtudes del todoterreno clásico. Legend Motor Co buscó su versión única creando esta versión “americana” del clásico Land Rover Defender, creando la Signature Series que baña de esencia estadounidense al británico con un V8.

La tienda con sede en Utah acaba de presentar una nueva versión basada en el clásico 4×4 llamada Signature Series. Legend ha tomado el ícono británico y le ha dado nueva vida con una serie de mejoras de primer nivel que provienen de todo Estados Unidos. Cada Signature Series presenta una carrocería del Defender 110 totalmente de aluminio, es decir, la que tiene cuatro puertas, mejorada con un revestimiento patentado de Kevlar del mismo color en el interior y en la parte inferior para una mayor protección.

Land Rover Defender Signature Series(2)

Eso es todo por las modificaciones exteriores, fuera del distintivo Legend, llantas de acero de 17 pulgadas envueltas en neumáticos para barro BFGoodrich KM3 y una capota de tela que se puede quitar si tiene ganas de conducir un descapotable por un día. Inteligentemente, Legend fue conservador a la hora de cambiar el exterior del Defender, pero el interior ha sido renovado por completo. La cabina está equipada con asientos de cuero de cosidos a mano, con asientos individuales en la parte delantera, un banco en la segunda fila y asientos plegables en la parte trasera.

En la parte delantera, encontrará indicadores hechos a medida y una columna de dirección con inclinación regulable. Otras actualizaciones incluyen el sistema de control de clima Resto-mod Air y un sistema de audio Soundbok Bluetooth que es extraíble. La Serie Signature viene con uno de los dos V8 de GM, El LT1, que produce 455 CV y ​​630 Nm de par, y el LT4, que genera 650 CV y ​​880 Nm de par, que además de ser más potente, provee al Land Rover Defender de un par brutal para nuestras incursiones en el campo.

Independientemente del propulsor que se elija, estará acoplado a una transmisión de ocho velocidades de alta resistencia que enviará potencia a las cuatro ruedas. El vehículo también está construido sobre un moderno chasis Jeep JK equipado con una suspensión Falcon 3.3 Fast Adjust Piggyback. Otras características mecánicas incluyen una relación de transmisión de 4,88 para mejorar el rendimiento todoterreno, amortiguadores ARB para mejorar el control de la tracción disponible, y frenos de gran tamañofirmados por Willford.

Actualmente, Legend está aceptando pedidos para Signature Series a través de su página web, pero a su precio habría que sumar un buen pellizco por traerlo y homologarlo. El preparador no ha anunciado un precio inicial para adquirir una unidad así, pero los restomods Defender de otras compañías regularmente comienzan en unos 150.000 €. Podemos esperar que supere holgadamente esa cifra, y no nos sorprendería que esta versión, que viene con casi todas las mejoras que puedas imaginar, comience mucho más allá de eso, aun así, es un modelo en esta guerra por crear el mejor Defender del mundo.

COMPARTE
Sobre mí

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.

Ángel Arias

La historia del automóvil está llena de grandes emprendedores, de ideas arriesgadas, curiosas casualidades, irreconciliables enemistades y muchos fracasos. Es un mundo intenso y fascinante del que muchos hemos quedado cautivados. Cualquier vehículo con un motor me parece interesante, ya sean motocicletas, automóviles, camiones, aviones o barcos; es estupendo sentir la brisa del viento en la cara sobre uno de ellos. Si estáis aquí es porque compartimos afición.

Alejandro Delgado