El Escarabajo “Baja Bug” con motor Porsche

El Escarabajo “Baja Bug” con motor Porsche

Los reyes de la Baja 1.000


Tiempo de lectura: 5 min.

Este es un Baja Bug, un Volkswagen Escarabajo modificado para carreras en el desierto y en las carreras de Baja siguen siendo una opción popular entre los competidores debido a su menor costo, amplia disponibilidad de repuestos y el hecho de que hay tres clases de carreras internacionales entre las que pueden elegir para vehículos basados ​​en VW. Estos aparatos son y han sido los reyes de la Baja 1.000, ya que han sido los que más victorias han logrado sus más de 50 años. El Escarabajo “Baja Bug” con motor Porsche que os traigo hoy es un perfecto representante, vamos a analizarlo con más detenimiento.

Un poco de historia

Un Baja Bug es un VW Escarabajo todoterreno hecho a medida que tiene sus raíces en la escena de las carreras en el desierto del sur de California de la década de 1960. El tipo de vehículo se diseñó inicialmente para carreras en el desierto, donde el vehículo se modificaría para navegar por el duro terreno del desierto en eventos de resistencia de larga distancia como la Baja 1000. El Volkswagen Escarabajo original que se introdujo en Alemania en 1938 como el “Coche del Pueblo” fue diseñado por Ferdinand Porsche bajo la dirección de Adolf Hitler.

El Escarabajo fue desarrollado para ser un automóvil confiable y asequible que pudiera producirse en masa para la población alemana en general, sin embargo, tuvo un éxito duradero en todo el mundo, con más de 21 millones fabricados en total y sus oscuros orígenes quedaron olvidados. La historia del Baja Bug se remonta a mediados de la década de 1960, cuando un grupo de pilotos del sur de California modificaron sus Escarabajos para uso todoterreno.

11 3 22 8 51710 scaled

En el uso diario quizá no se aprovechen todas sus capacidades, pero estoy seguro de que atraerá todas las miradas

Estas modificaciones incluyeron la eliminación de los guardabarros, la eliminación de paneles de la carrocería innecesarios, la instalación de ruedas y neumáticos más grandes, el aumento del recorrido de la suspensión y la distancia al suelo, y la adición de modificaciones de rendimiento a los motores. El Baja Bug rápidamente se hizo popular entre los entusiastas del todoterreno, y no pasó mucho tiempo antes de que la gente comenzara a modificar el vehículo aún más, algunos incluso llegaron a crear buggies de carreras todoterreno que no se parecían en nada al original.

El Baja Bug atrajo la atención nacional en 1968 cuando se inscribió un Escarabajo modificado en la carrera Baja 1000 en México, entonces conocida como Mexican 1000 Rally. La Baja 1000 es una de las carreras todoterreno más exigentes del mundo y cubre más de 1.000 millas de terreno desértico. La actuación del Baja Bug en la carrera fue impresionante, y rápidamente se convirtió en un símbolo del evento, y lo sigue siendo a día de hoy. A medida que crecía su popularidad, las empresas del mercado de repuestos comenzaron a producir piezas y accesorios diseñados específicamente para este menester, lo que permitió a los propietarios personalizarlos y modificarlos aún más, haciéndolos vehículos todoterreno aún más capaces.

El hecho de que se fabricaran tantos Escarabajos significó que su valor de segunda mano permaneció bajo durante décadas, a veces solo unos pocos cientos de dólares por uno en perfecto funcionamiento, lo que los hizo ideales como punto de partida para construir un buggy todoterreno económico. A lo largo de los años, el Baja Bug continuó evolucionando y se convirtió en un vehículo popular para uso recreativo, con gente que los usaban para acampar y explorar al aire libre. El Baja Bug también se convirtió en un símbolo de aventura y diversión, con su diseño único que captura el espíritu de la cultura todoterreno de California. Os dejo con un video de su historia.

El Escarabajo “Baja Bug” con motor Porsche

El vehículo que ves aquí es un Volkswagen Escarabajo de 1970 que ha sido modificado para convertirlo en un excelente ejemplo de un Baja Bug clásico. Está propulsado por un motor de Porsche 914 de cuatro cilindros y 2.0 litros refrigerado por aire, por supuesto, que ha sido equipado con dos carburadores dobles, un tubo de ventilación EMPI y un escape artesanal. La potencia se envía a las ruedas traseras a través de una caja de cambios manual de 4 velocidades Pro Street IRS.

Estos restomod cada vez son más numerosos y menos económicos

Se ha instalado un conjunto completo de piezas de carrocería de fibra de vidrio, más ligeras, que incluyen el capó delantero estilo Baja, la tapa del motor y los guardabarros. También se ha añadido unas barras portaequipajes con focos, así como parachoques tubulares y estriberas a medida, además de luces traseras y faros delanteros LED. El pequeño Escarabajo ahora tiene una suspensión significativamente mejorada con mayor recorrido, tiene llantas Black Rock de 15″ calzadas con neumáticos 235/75 BF Goodrich All-Terrain Baja Champion, con una rueda de repuesto montada detrás de los asientos delanteros. También se instalaron frenos de disco en las cuatro ruedas.

En el interior del automóvil, encontramos unos asientos individuales con respaldo bajo de TMI Products, un tablero y paneles de puertas de fibra de vidrio, una bandeja para paquetes debajo del salpicadero con portavasos, cinturones de seguridad de tres puntos e incluso un sistema de aire acondicionado para hacer que esos rallies en el desierto sean mucho más cómodos. La subasta de este modelo terminó en cerca de 30.000 $, una cifra lejana de ser económica como en los coches que inspiraron su creación.

COMPARTE
Sobre mí

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.

Ángel Arias

La historia del automóvil está llena de grandes emprendedores, de ideas arriesgadas, curiosas casualidades, irreconciliables enemistades y muchos fracasos. Es un mundo intenso y fascinante del que muchos hemos quedado cautivados. Cualquier vehículo con un motor me parece interesante, ya sean motocicletas, automóviles, camiones, aviones o barcos; es estupendo sentir la brisa del viento en la cara sobre uno de ellos. Si estáis aquí es porque compartimos afición.

Alejandro Delgado