De vacaciones en caravana

De vacaciones en caravana

Una opción cada vez más interesante


Tiempo de lectura: 5 min.

El año 2020 lo cambió todo para muchas personas, la enorme crisis sanitaria provocó un cambio de mentalidad que ayudó a que se descubrieran nuevas cosas que antes no se habían llegado a tener en cuenta, sobre todo en lo que a desplazamientos y vacaciones se refiere. Y ahora, en plenas vísperas de vacaciones, esas nuevas oportunidades vuelven a cobrar fuerza.

Antes de la pandemia, en España no se tenía muy en cuenta las vacaciones en campings o en camper, pero desde 2020, estas formas de viajar ganaron adeptos de forma espectacular. No en balde, el camping, además de más barato que un hotel, también presenta otras actividades y formas de disfrutar que un hotel no puede ofrecer.

Las camper y el caravaning en general, también fue un descubrimiento para muchos usuarios, gracias a la libertad que ofrece, entre otras cosas. Algunos optaron por comprar autocaravana otros por alquilar. El caravaning es una forma de viajar realmente interesante, que se puede tornar en una aventura que haga de las vacaciones algo todavía más interesante y entretenido.

Si no lo has probado todavía, nosotros desde aquí te invitamos a que no dejes pasar la oportunidad. Sin embargo, el caravaning tiene sus propias reglas, por así decirlo y también diferentes formas de disfrutar de esta actividad que conviene conocer.
caravana

Camper, autocaravana, caravana… busca lo que más se adapte a tus gustos

Primero, antes de decidir qué vamos a hacer estas vacaciones, conviene saber que tenemos varias formas de viajar “con la casa a cuestas”. Por un lado tenemos las camper, furgonetas equipadas con todo lo necesario para poder pasar unos días fuera de casa, sin la necesidad de alquilar alojamiento, aunque también tienen sus limitaciones pues no dejan de ser furgonetas adaptadas.

Luego están las autocaravanas, un paso más en cuanto a equipamiento y posibilidades de pasar tiempo fuera de casa, pero también son más grandes, requieren más atención en su conducción y son más caras, tanto de comprar como de alquilar, además, según el tamaño (más de 3.500 kilos), necesitaremos el carnet para vehículos pesados.

Por último, las caravanas, ese vehículo que va enganchado al nuestro coche y que ofrece lo mismo que las anteriores, pero nos permite seguir usando nuestro propio vehículo aunque, según la caravana, requiere de un carnet especial para remolques (el carnet B+E).

¿Qué nos conviene más? Pues eso depende de cada persona y del presupuesto. Una camper, según el modelo y su construcción, podría seguir siendo usada como vehículo de diario teniendo en cuenta que es más grande que un turismo convencional

En cambio hay otros modelos de furgonetas camper que directamente, no se pueden usar en el día a día porque en su parte trasera solo tienen lo necesario para pasar tiempo fuera de casa, algo similar a lo que ocurre con las autocaravanas, que son vehículos específicamente diseñados para ser una viviendo con ruedas y no sirven para el día a día. Quizá puedas desplazarte un día concreto por emergencia, por así decirlo, pero poco más.

En cuanto a las caravanas propiamente dichas, son casas con ruedas pero no se pueden mover por sí mismas, se necesita otro vehículo y eso, para mucha gente, es ideal porque pueden seguir con el mismo vehículo “de diario” y enganchar la caravana en vacaciones. Lo malo es que necesitamos un lugar donde dejarla estacionada el tiempo que no se use.

Los precios, tanto para alquilar como para comprar, varían mucho en función del modelo, del equipamiento y del vehículo, claro está. Las autocaravanas, por lo general, son más caras que las camper, mientras que las caravanas pueden ser más baratas, pero también veremos que son más pequeñas y que necesitamos otro vehículo para moverlas, algo que al final, si sumamos el coste del vehículo y la caravana, puede ser más elevado.

Lo mejor es informarse y un blog sobre caravaning a veces ayuda mucho, tanto para conocer el mundillo como para estar informado de las opciones disponibles.

autocaravana

Ventajas del caravaning

Si todavía no te has decidido, conviene que conozcas las ventajas del caravaning, que son muchas y muy interesantes. Así, de entrada, cumple con todos los protocolos COVID-19, aunque las precauciones están bajando poco a poco por estar más controlada la crisis. La caravana (la camper o la autocaravana…), es un espacio privado donde no entrará nadie más y por tanto, tenemos la seguridad de no estar expuestos a posibles contagios. Algo que para muchas personas es importante.

El caravaning ofrece mucha libertad y también mucha flexibilidad. No importa donde queramos ir y tampoco importa realmente haber planeado nada antes de salir. No hay billetes para avión o tren, no hay horarios, todo suele ser contacto con la naturaleza y para los más pequeños, se convierte en una aventura.

Otra ventaja del caravaning es que lo llevas todo contigo y en caso necesario, puedes acercarte a una tienda a comprar más. No tienes que ir al restaurante a comer, tienes una cocina en el vehículo (no siempre, pero la gente lleva cocinas portátiles), no debes preocuparte de si hay sitio libre o de horarios de cocina, tú eres quien marca el ritmo estés donde estés.

¿Y qué decir del hecho de pasar más tiempo al aire libre, fuera de casa? La experiencia de dormir casi al aire libre es única y quien lo prueba, repite siempre. Estar todo el día fuera de casa, porque con una caravana se hace vida todo el día fuera del vehículo, es algo que todo el mundo debería probar alguna vez porque resulta muy desestresante. Además, si recurrimos a camping, que suelen estar en las afueras de las ciudades, la relajación y el ambiente vacacional es todavía mayor.

COMPARTE
Sobre mí

Redaccion

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba ansioso en los quioscos cuando era un guaje.