Mitsubishi y Nissan podrían estar trabajando en un rival para el Suzuki Jimny

Mitsubishi y Nissan podrían estar trabajando en un rival para el Suzuki Jimny

Por el momento no es oficial y toda la información disponible procede de un medio japonés


Tiempo de lectura: 3 min.

Los SUV llegaron al mercado como una forma de ofrecer todo lo que la gente buscaba en un todoterreno, pero adaptado al asfalto y al uso que le daban quienes compraban, en la mayoría de los casos, un todoterreno. Es decir, eran coches pensados principalmente para circular por asfalto pero con una imagen más próxima a los todoterreno. Eso llevó a que, poco a poco, fueran desapareciendo los todoterreno del mercado, suavizando sus características y refinando su funcionamiento, quedando apenas unos pocos representantes en el mercado.

Uno de ellos, uno especialmente pequeño, pero muy popular entre los aficionados a esos coches, es el Suzuki Jimny, un coche sin competencia en el mercado y cuyo éxito, parece ser, ha llevado a otras marcas a plantearse desarrollar un rival para el pequeño TT japonés. Concretamente, Mitsubishi y Nissan son las marcas que están trabajando en un modelo similar al Jimny, o dicho de otra forma, están desarrollando un pequeño todoterreno, de precio económico y de tamaño contenido, que pueda plantar cara al Suzuki.

mitsubishi pajero mini

Mitsubishi Pajero Mini

El éxito del Suzuki Jimny es de sobra conocido, de hecho, ha sido presa de lo que muchos llaman “muerte por éxito”. Las ventas eran tan elevadas que provocó muchos problemas para conseguir una unidad y como ocurre con los grandes deportivos de corta tirada, los precios de unidades de segunda mano se dispararon de forma espectacular. Es lógico que otras marcas quieran un trozo del pastel, aunque por el momento, la noticia de un rival para el Jimny no es oficial, sino una afirmación de la publicación japonesa BestCar.

Según dicha revista, el modelo estaría pensado, en un primer momento, para el mercado japonés y se ofrecería con el logo de ambas marcas. Hablamos del típico desarrollo conjunto que da como resultados dos modelos que, salvando las distancias que cada marca pondrá, será básicamente el mismo coche. Una forma de regresar al camino que las dos marcas han recorrido con anterioridad, pues tanto Mistubishi como Nissan, ya ofrecieron en el pasado vehículos todoterreno de pequeño tamaño, aunque en Japón. Allí, en el País del Sol Naciente, los vehículos de tamaño contenido tienen un mercado enorme, pues no debemos olvidar que la regulación japonesa es muy estricta y por lo general, la mayor parte de la población solo puede pensar en los famosos kei car.

nissan kix

Nissan Kix

En el pasado, la firma de los tres diamantes tuvo en catálogo el Mitsubishi Pajero Mini, un modelo que no llegó a Europa, donde, por el contrario, disfrutamos del Mitsubishi Montero iO (se vendió en otros mercados como Pajero Pinin, ya que su diseño fue cosa de Pininfarina), que poco tenían que ver con el Pajero Mini. Este, como kei car que era, tenía un propulsor de 659 centímetros cúbicos con 64 CV y 3,39 metros de largo, que se comercializó entre 1994 y 2012.

Nissan, por su parte, tuvo en el catálogo el Nissan Kix, un coche que también estaba desarrollado bajo la normativa de los kei car y, por lo tanto, compartía longitud y cilindrada con el Pajero Mini. De hecho, ambos modelos eran, básicamente, iguales en todo. Se diferenciaban, y no demasiado, en estética y en pequeños detalles.

BestCar asegura que su lanzamiento está previsto para 2024 y será fabricado por NMKV, una empresa formada por las dos compañías japonesas. También se dice que llegará con un grupo motor micro híbrido y una posible versión eléctrica, pudiendo montar tracción total (una adaptación del sistema S-AWC de Mitsubishi). Si el éxito del Suzuki Jimny sigue siendo igual de elevado, no deberíamos destacar que llegará alguno de los dos modelos (o los dos) a Europa.

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba ansioso en los quioscos cuando era un guaje.