Frankia 1960, un modelo exclusivo y con todo lujo de detalles

Frankia 1960, un modelo exclusivo y con todo lujo de detalles

El fabricante alemán celebra su sexagésimo aniversario con esta autocaravana de edición limitada


Tiempo de lectura: 3 min.

Viajar en autocaravana con todos los lujos que pueda ofrecer una habitación de hotel. Eso es lo que esperará a los 60 dueños de la edición especial de Frankia para conmemorar su fundación en 1960. La autocaravana Frankia 1960 está montada sobre un chasis de Fiat Ducato, y mide casi 8 metros de longitud, 2,30 metros de ancho y 3,18 de alto, con una altura en su interior de 2,03 metros. Esta autocaravana Premium tiene bajo el capó un motor Fiat de 118 kW/160 CV con transmisión automática de nueve velocidades.

Pero donde más destaca es en su equipamiento de serie, que es incluso más alto que el del buque insignia de Frankia, la gama Titan. Tiene dos camas gemelas en la parte posterior de la 1960, y el baño es 10 centímetros más ancho y 5 centímetros más profundo, lo que facilita el poder usarlo con la puerta cerrada.

Además, se encuentra separado de la ducha, estando uno a cada lado de la autocaravana. Los asientos están hechos de cuero y microfibra y hay dos posibilidades para el color del interior de la autocaravana: Visby White y Noce Bianco, siendo el primero exclusivo de este modelo limitado.

Frankia 1960 2

Esta Frankia 1960 tiene también una televisión de pantalla plana de 32 pulgadas marca Alphatronics, montada sobre un soporte retráctil, y una antena de televisión por satélite Teleco. También tiene la posibilidad de conectar una segunda televisión en el dormitorio, para poder verla desde la cama, como en cualquier hotel que se precie.

En la cocina encontramos una máquina de café con su propio espacio separado, y con una vitrina encima para las copas de vino y champán. La placa cuenta con tres fuegos y la encimera es más amplia que en otros modelos de la marca. En la cabina, el equipamiento estándar incluye una radio Alpine y un sistema de navegación por satélite con sonido Dolby, junto a una cámara de visión trasera de doble lente.

En lo que concierne a la calefacción, la 1960 cuenta con un sistema Alde Compact 3020 HE, que mantendrá la temperatura en el vehículo y proporcionará agua caliente de un tanque de 300 litros de capacidad. En cuanto a la energía eléctrica, esta Frankia tiene un inversor de onda sinusoidal de 1700 W, tres paneles solares de 110 W y dos baterías de litio de 110 Ah. A todo este equipamiento se le suma un toldo lateral de 5,5 metros de largo, con iluminación LED y detector de movimiento.

No obstante, y como se puede intuir, hacerse con una de estas Frankia 1960 no será nada fácil ni económico. No hay aún precio oficial para nuestro país, pero sin duda alguna se situará por encima de los 140.000 euros lo que tendrán que abonar aquellos interesados en esta edición especial, probablemente la mejor autocaravana del fabricante de lujo alemán. Podéis ver más imágenes y especificaciones técnicas en la web de Frankia.

COMPARTE
Sobre mí

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes), las motos siempre me han inspirado mucho respeto, y sin saber cómo, ya me han enganchado.

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

ender

Japan Rules!!

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.

Elena Lebrón

Soy Elena Lebrón, una joven periodista que desde los 16 años bucea entre grasa y aceite. A los 20, tuve un grave accidente de moto y entendí que faltaban mujeres que hablaran de velocidad y seguridad, y sobre todo mujeres que aportaran información útil y diferente sobre el motor.