Elektrofrosch PRO Camping, tu camper “sin carné”

Elektrofrosch PRO Camping, tu camper “sin carné”

Por menos de lo que piensas, puedes tener este práctico triciclo eléctrico


Tiempo de lectura: 3 min.

Cada vez son más los vehículos que usan energías alternativas para desplazarse. Sabemos que entre ellas la eléctrica es la que más auge está teniendo en los últimos años, y eso en el mundo camper lo saben. Por eso hoy os traemos a este pequeño triciclo llamado Elektrofrosch PRO Camping, que precisamente utiliza la electricidad para funcionar.

Comercializado por la empresa alemana con el mismo nombre, Elektrofrosch, afincada en Berlín y especializada en vehículos eléctricos de pequeño tamaño, es la distribuidora de la empresa turca Volta Motor Industry And Trade Inc., que es la que fabrica, entre otros, a nuestro protagonista de hoy.

Básicamente hablamos de un triciclo con una caja trasera donde va incorporado un kit completo de acampada. En él una tienda de campaña para dos personas queda instalada de manera transversal sobre la caja, cuando la montamos y podemos acceder a ella por medio de una pequeña escalerilla anclada a esta. Además desde la misma caja podemos extender un toldo de grandes dimensiones, que nos hará la función de protegernos del sol o la lluvia cuando estemos fuera de la tienda.

Elektrofrosch PRO Camping 31

Para completar la dotación del Elektrofrosch PRO Camping, Volta lo ha dotado de un kit completo de mesa extensible con taburetes y una minicocina con todos los utensilios necesarios para poder comer cuando estemos de acampada. Desde un pequeño hornillo, hasta cucharas o platos o incluso vasos conforman el mencionado kit.

Con un precio final que parte desde los 3.990 euros, el nuevo Elektrofrosch PRO Camping puede ser una opción muy válida para nuestras salidas camperas si no abunda el dinero

Con unas medidas exteriores de 2.960 mm de longitud, 1.130 mm de anchura y 1,500 mm de altura, el Pro camping es muy compacto y manejable. Con un peso final de 240 kilogramos su tara máxima es de 525 kilos, contando con el peso de sus ocupantes, por lo que aún podemos cargar alguna cosa en su caja trasera si lo deseamos.

Está dotado de una batería de 72 voltios y necesitamos 7 horas para completar su carga al completo. Con ella podemos recorrer hasta 60 kilómetros con una velocidad máxima de 40 km/h y capaz de subir pendientes con una inclinación de hasta el 30 %. Está homologado como triciclo ligero y se puede conducir con la licencia AM, un “sin carné”.

Elektrofrosch PRO Camping 24

En cuanto a equipamiento, cuenta con frenos hidráulicos delanteros y traseros y freno de mano. En su habitáculo encontramos un cuadro de mandos digital donde nos indica la velocidad, kilometraje total y capacidad restante de la batería. El sillón brilla por su sencillez y puede dar cabida a dos ocupantes máximo.

El nuevo Elektrofrosch PRO Camping podemos encontrarlo en dos versiones distintas, en las que la mayor diferenciación entre ellas es el uso de puertas laterales o no. El precio de la versión más cara es de 4.990 euros, siendo 1.000 euros más barata la opción básica ya mencionada. Podéis ver más información en su página web, eso sí, en perfecto alemán.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes), las motos siempre me han inspirado mucho respeto, y sin saber cómo, ya me han enganchado.

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

ender

Japan Rules!!

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.