Vienen tiempos oscuros para el sector camper

Vienen tiempos oscuros para el sector camper

La crisis del coronavirus afectará más allá del confinamiento


Tiempo de lectura: 5 min.

Estamos en una crisis que no solo afecta a España, sino que afecta a todo el mundo. El coronavirus va causando estragos allá por donde va, tanto en el aspecto sanitario y humano, y está hundiendo la economía de aquellos países a los que ha llegado. Una de sus múltiples consecuencias se notará en el sector de los vehículos recreativos como autocaravanas, caravanas y camper.

Cierto es que ese hundimiento será temporal, no como el del Titanic, pero la incertidumbre ante cuánto exactamente va a durar es lo que lo hace aún más peligroso. Todo parece apuntar a que en el sector turístico volveremos a cifras de antes de mediados de los 60, antes de que se diera el aperturismo de España al resto del mundo durante la dictadura de Francisco Franco. Aunque se frene la curva de contagios por coronavirus, habrá que mantener las distancias por si acaso, hasta que haya una vacuna contra el patógeno.

Eso significa nada de masificaciones y límites en los desplazamientos

Los españoles no nos moveremos como antes del lugar de residencia hacia destinos vacacionales incluso finalizado el estado de alarma. Los desplazamientos nacionales caerán, pero los internacionales lo harán aún más. Estamos casi a mediados de abril y aún hay países que siguen en un ascenso constante de contagios, como Reino Unido o Estados Unidos. En el caso del Reino Unido, supone una gran fuente de turistas para España al ser el principal emisor, con 18 millones de turistas durante 2019, seguido de Alemania y Francia, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

El desplome más que seguro del turismo repercutirá directamente en la economía del país, pues es uno de los principales motores de nuestra economía. Sin embargo, la merma de ingresos de aquellos ciudadanos que no pueden ir a trabajar por el estado de alarma repercutirá a su vez en el turismo, ya que menos ingresos significan menos desplazamientos, que conecta con la bajada de turismo nacional. El país se ha paralizado casi por completo, y eso tendrá efectos en todos los ámbitos de la vida tal y como la conocemos.

Nissan e NV200 Camper

Cierre total de fábricas de automoción

Unos días después de que el Gobierno decretará el estado de alarma las empresas de automoción empezaron a cerrar sus plantas por todo el país. Algunas porque era lo más seguro para garantizar las recomendaciones de la OMS, otras porque no tenían más remedio tras el plante de los trabajadores a seguir trabajando sin las protecciones pertinentes. Y no solo en España, sino en toda Europa y algunas fábricas en Estados Unidos antes de que se tomaran medidas por parte de la Casa Blanca.

Mientras el resto del mundo continúa paralizado o se empieza a paralizar, China empieza a salir del agujero en el que se sumió tras el confinamiento total del país el pasado 22 de enero. El dragón asiático vuelve a la normalidad, pero el resto no. Mientras que la industria china estaba paralizada, eran las fábricas europeas las que sufrían cortes de suministro y falta de materiales.

Ahora es al revés. No obstante, ese no va a ser el único problema para la industria china en las próximas semanas. El cierre de fronteras también va a ser significativo para las exportaciones hacia el resto del mundo. Además, aunque tengan preparados los pedidos, tendrán que almacenarlos hasta que el país de destino vuelva también a la normalidad que requiere el mercado respecto a las fronteras.

Fiat Professional Salon del Camper de Parma 2018

Alerta en el sector camper

Caída del turismo. Caída de la economía. Falta de suministro y cierre de fronteras. Todo esto augura un mal presagio para la industria de las autocaravanas, caravanas y camper, sobre todo cuando casi el 90 % de las empresas que se dedican a ello son pequeñas y medianas empresas frente a un 10 % de grandes compañías, según los datos de la Asociación Española de la Industria y Comercio del Caravaning (ASEICAR).

Esta crisis derivada del coronavirus tendrá especialmente en jaque a las PYMEs, ya que con la falta de ingresos por la poca actividad del mercado podrían quebrar, mientras que las grandes empresas podrían mantenerse mucho más en el tiempo por su dimensión económica.

Otro de los factores a tener en cuenta son las matriculaciones. Según la ASEICAR, durante el mes de marzo se matricularon alrededor de un 50 % menos de caravanas, autocaravanas y camper respecto a marzo del 2019. Las caravanas cayeron en un 90 %, mientras que las autocaravanas y las camper lo hicieron en un 39 %.

Volkswagen California XXL

Si se comparan los números con los de febrero de 2020, la caída de la matriculación en las caravanas fue de un 22 %, en las autocaravanas de un 31 %, y en campers, de un 36 %. Estos números aumentarán con los datos de este mes, ya que la industria se ha paralizado por completo. Y no solo cuentan vehículos nuevos, sino transformadores, alquiladores, restauradores, servicio mecánico, industria de componentes auxiliares, etc.

Algunas empresas del sector camper ha contribuido a paliar la situación al poner vehículos a disposición de los sanitarios y personal que está en primera línea en la lucha contra el coronavirus. Principalmente son autocaravanas que la empresa desplaza hasta el lugar en la que se necesitan para trabajadores que viven lejos de sus puestos de trabajo para evitar desplazamientos, o personas que tienen el coronavirus y quieren distanciarse de sus seres queridos para evitar el contagio, sirviendo como módulo de aislamiento y así no saturar los hospitales con casos leves.

Es el caso de la barcelonesa Autocaravanas Cervelló o la gallega Gus Vaning, que ofrecen sus autocaravanas a aquellos que lo necesiten. Al igual que otros tantos profesionales que han ofrecido medios, recursos productivos o su colaboración, lo han hecho a cambio de nada.

COMPARTE
Sobre mí

Laura Salas

Quise ser periodista porque campeona del mundo de motociclismo ya no podía. De pequeña jugaba con los cochecitos de los huevos de chocolate y con cualquier coche que mi padre dejara desprotegido y a la vista. Le rompí la puerta a su miniatura de un Ferrari. Nunca volvió a ser el mismo (el Ferrari). Siempre intento aprender algo nuevo todos los días. Soy curiosa por naturaleza, qué se le va a hacer.

3
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Jose
Invitado
Jose

Y es una pena, porque era un sector (camper, autocaravanas y caravanas) que se había quitado definitivamente el sambenito de turismo de pobres/raritos/jipiosos y estaba empezando a crecer mucho, pues lo lógico es que se acabase equiparando a las cifras de Francia. Campings cada vez mejores, y una red de áreas de autocaravanas en gran crecimiento. A ver ahora…

Javier Costas
Editor

No sé qué decirte, el sector camper más bien mueve mucho dinero. Será pobre/rarito/piojoso el que lleve una furgo hecha polvo y que se cae a pedazos, pero una transformación decente o tener una unidad ya transformada en condiciones es bastante bastante costosa. A la mayoría de la gente le sale más a cuenta alquilar, sigue siendo una pasta, pero solo te duele unos días.

En plena recesión es un sector muy prescindible… o no. Si el turismo en avión se resiente mucho va a haber que redescubrir el encanto de ir por carretera, y no tan lejos.

Jose
Invitado
Jose

Me refería (y se bien de lo que hablo, toda la familia tenemos autocaravanas, caravanas, camper …) A que hasta hace no demasiado cuando decías que ibas de vacaciones así, muchos te miraban raro. Y si decías que esa autocravana o camper valía lo que valia….era peor casi.

Y eso se ha acabado, ahora “mola”, llevar una camper, es el nuevo gintonic. Y eso estaba subiendo el nivel de campings y demás instalaciones. A ver ahora como le afecta el parón.


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes), las motos siempre me han inspirado mucho respeto, y sin saber cómo, ya me han enganchado.

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

ender

Japan Rules!!

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.